Oz

No te buscaba,
solamente quería ver la película,
pero apareciste en mi mente
y la terminamos viendo juntos.
Me dijiste que era tu historia, y la mía,
la nuestra, pero principalmente tu historia.
El protagonista de la pelíCowardly_lion2cula era una mujer,
muy parecida a vos, de hecho.
Ella… y vos, estaban intentando hallarse:
haciendo el viaje de la Individuación.
En el camino se encontraron con el Espantapájaros,
y vos al tuyo le enseñaste a escribir
porque quería Inteligencia.
Más adelante, las encontró un hombre que ansiaba un corazón y,
aunque nadie podía dárselo,
caminaron juntos.
Finalmente me encontraste, al León cobarde,
que ansiaba Valor.
¿Sabés? Al final de cuentas, el león de la historia,
y lo mismo yo,
no fuimos tan cobardes, porque nos enfrentamos a todos los desafíos;
nuestro pecado fue pensar que tener miedo es ser cobarde,
pero la verdadera cobardía es no enfrentarse al miedo.
La película termina cuando la protagonista despierta,
y vos, ya no estás más a mi lado;
ambas abrazando a Toto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s