Buscando a Martín

6a014e6089cbd5970c019aff81162f970c

¡Hola, soy Martín! Y me estoy buscando. Algo así como un “Dónde está Wally” pero más filosófico.
Empecé por preguntarme cómo soy y qué me gusta hacer.
Increíble pero real ¡No sabía quién era! Para que entiendan, sentía lo mismo que siente uno cuando un familiar o amigo nos habla de una persona que están seguro de que conocemos, pero no podemos recordar por más que nos esforcemos con más y más detalles, volviéndose una tarea frustrante.
Usé la estrategia de afirmar mi negación. Es decir, acepté quien no era, y me brinde a lo que no disfrutaba; serví a lo que no admiraba; me sometí a lo que
consideraba malo; entregué el mundo a los valores de un otro; había negado, rechazada, renunciado a mi Yo.
Le pregunté a las personas, y aunque algunos confirmaron mis sospechas, otros me sorprendieron sobremanera acerca de la opinión que tenían de mi. Llegué a la realización de mi pesimismo.
Viví el Infierno que es tener alas, y pies de plomo.
Leí por ahí que para encontrarme, primero tenía que perderme ¡Caramba! Supuestamente de esa manera iba a saber que al menos estaba perdido. Así que empecé el ardua tarea de perderme. Pronto me di cuenta que hacía rato estaba perdido, solo que no quería reconocerlo ¿Es posible mentirse de tal manera que no se reconozca la propia falacia y peor, se viva acorde a ella? Pedir ayuda no está ni bien ni mal, pero me dijeron que en la vida uno se tiene que ayudar a sí mismo y eso fue todo cuanto necesité para seguir la pista de mí mismo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s