Maestros de la vida

Brindo alzando esta copla
por aquellos por quienes sufrí;
maestros de la vida
quienes me presentaron la soledad
cuando se fueron;
por aquellos que me mintieron para que experimentara
la verdad ausente;
por los que me enseñaron que la confianza sube escalón a escalón
pero que se sale del amor en ascensor;
por los que araron en mí
haciendo surcos profundos en la tierra de mi alma
para que yo plantara la semilla del amor propio,
hace tiempo germinada
y que hubiese muerto de otro modo.
Ahora en la primavera de mi tiempo
y después de las lluvias,
salen los primeros brotes al sol.
El fruto será mi amor por todos ustedes,
recójanlo sin miedo
aunque la raíz sea amarga
este es dulce.

*93, 93/93*


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s