Yo, ficción II

Hoy han vuelto, aunque atenuados debo admitir, viejos malestares (no tan viejos). No soy un calendario. Sé que no ha pasado mucho tiempo, si es que entendemos a un mes como poco. ¡Y, sin embargo, cuántas cosas han pasado!
El día de hoy fue una entera prueba a mi paciencia, a mi humor, a mi fortaleza. Hasta las últimas horas.
Sigo escribiendo…
¿El diablo tiene muchas caras? La vida es una obra de teatro y sus actores hacen de varios personajes durante la obra, cambiando las caretas. Hace no mucho (otra vez, ¿qué se entiende por, digamos, seis meses?) creí haber sido tentado. Pero superada esa creencia, hoy la forma de esa tentación se me apareció nuevamente. Salvo por este espacio que le dedico ahora, el asunto no generó en mi mayor repercusión. Me pregunté “¿Qué tal si…” pero eso fue todo.
Ayer y hoy pensé que extrañaba. Pero la realidad es que, me siento extrañado. No porque sospechara que alguien efectivamente extrañe mi persona, sino más bien por la extrañeza que nubla mis días.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s