Amor único pero no único amor,

Embriagado por los infinitos ciclos del reloj, a mi mente aterrizan, como una manada imberbe que arremete desde los cielos, pensamientos que no he de clasificar pues creo que mi espíritu, mi filosofía, van más allá del bien y del mal. Pero no puedo dejarlos pasar sin al menos preguntarme, qué han de hacer aquí, por qué me perturban si no los he llamado. Y en ese instante, soy consciente que no hay más responsable que mi ser para tales invitados. Evadiendo el divagar el cual esta confesión ha tomado, me remito a tener que ser claro en mis sentimientos hacia el otro, hacia ti, si quieres hacerte cargo.

Nacemos y somos libres, por designio de qué o quién sabe; no interesa pero lo sabemos al momento de cerrar nuestros ojos e imaginar el mundo como posibilidad, voluntad; las trabas u obstáculos que en la vida material se impongan no son más que reflejos de nuestros miedos. Entonces ¿en dónde ves tú al tirano? ¿O a Dios siquiera?

No puedo retenerte más. Eso sería ir en contra de la naturaleza, de mi filosofía y espíritu. Es preciso pues que rompamos las cadenas morales que condenan nuestra esclavitud voluntaria, liberarte de la fidelidad que no me interesa y obligarte a odiarme.

Necesitamos que aprenda a valerme por mí mismo y a sentirme que no te debo una disculpa, y tú a no sentirte ofendida ¿Por qué no he de reírme después de haberme peleado por nimiedades? El mundo llora y se entristece por lo mismo una y otra vez, por lo que puede y no remediar, pero no se ríe por cosas viejas o nuevas; al menos lo hace en tan poca medida que uno se siente loco al ser feliz. Date el gusto de sentirte mal cuando los espíritus ya no se hablen, ya sea porque uno de los dos no la hace o porque ambos son incapaces de escuchar. Mientras, y aunque sea uno se abra y oiga, no hay razón para alienarse en la oscuridad.

Se experimenta, se conoce y simplemente se madura. Lo que fuimos ayer, somos hoy y seremos mañana, la diferencia solo se distinguirá cuando seamos capaces de reconocernos ¿Es acaso el solitario y brutal animal, otra persona diferente a quien hoy se presenta frente tuyo?

Por favor, si me encuentras como un recuerdo en tu memoria, mátame…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s