¿Tenés fuego?

Nuestra mente es un cigarro, delicadamente armado
por unas manos aunque rusticas,
habilidosas para maniobrar el suave y transparente papelillo,
que envuelve, al fino enramado de tabaco mental
compuesto por la experiencia,
los recuerdos, los errores y aciertos, sentimientos,
pensamientos…
Todo, incluido el papel, el fuego a cenizas reduce.
De nuevo materia prima para, con y en el Cosmos.
En el artista, la inspiración es ese fuego.
Un muerto en vida que consume su vida,
en arte se suicida;
a la inmortalidad viaja ese artista,
pues a este mundo no pertenece ya,
el cuerpo que solió ser su templo,
abandonado ahora se encuentra
mientras su hálito enciende otros cigarrillos,
otras mentes.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s