El Coco

Hoy me levanté con el pie izquierdo, quiero decir, cuando no sonó el despertador y me levanté apresurado porque llegaba tarde al trabajo, un caimán mordió mi pie izquierdo ni bien lo apoyé en el piso. Mi jefe no me creyó y me mandó a hablar con recursos humanos. Les repetía una y otra vez: “¡Un caimán, o yacaré! …como quieran decirle, del género de los cocodrilos”. Hasta que me echaron.
Con esfuerzo y rengueando salí del edificio. Al lado había una casa de discos. Sonaba de fondo:

♪♫See you later alligator
After ‘while crocodile
See you later alligator
After ‘while crocodile
Can’t you see you’re in my way now
Don’t you know you cramp my style♪♫

Me quedé un rato escuchando, un poco confundido porque no había parlantes, pero lo que más me llamaba la atención era que a esa hora (pico) era el único negocio abierto en pleno microcentro. En la calle me encontraba solo ¡Imposibles! Me animé y entré.
Revisé los stands, el longplay de Bill Haley & Comets era lo único que había allí. Desperté entonces, pues mi perro comenzó a ladrar cuando se repitió por segunda vez la canción que tengo como despertador, “see you later aligator”.

No me animé a salir de la cama, vaya a saber uno si realmente había un caimán debajo, esperando, mejor no arriesgarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s