Entre mordiscos

Vamos conociéndonos,

andá mostrándome quién crees ser

de a poquito;

desvetite de tus prendas del pasado

y contame quién fuiste,

ponete la lencería del futuro y

confiame quién querés ser;

no soy ingenuo,

bien sé que no me podés decir quién sos.

Revelate ante mi lentamente,

tanto que cuando finalmente te conozca,

ya esté todo pegoteado con la tela de araña

que tejiste a mi alrededor con mentiras,

sin poder huir.

Cortame la cabeza como una mantis religiosa,

ponela en un plato sazonada,

que para las cosas del amor nadie es vegano,

de hecho somos todos canibales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s