Delirio

Me volví a encontrar con las hermanas,

las gemelas

Tragedia y Comedia.

Escuché recitar poesía a la primera

y baile con la segunda una chacarera.

Entre indios sueltos, sin cacique

que tocaban guitarra y cantaban,

compartimos humo y fermentos.

Antes que terminara la noche,

Tragedia me regaló su libro.

Cuán lejana mujer,

me advirtió,

«Soy como la Luna,

inconquistable».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s