Piedra filosofal

Si tan solo pudiera llenar el tintero
con mi sangre,
y mojar la pluma en ella,
para transcribir la náusea que provoca
la mía existencia, tal vez,
solo tal vez viviera yo por siempre,
aunque sea en la voz interior del leedor.
Abandonaría así mi horror por el reposo sin sueño,
a sabiendas, que en el ejercicio de la lectura,
mi alma perenne se evocaría
a pesar de mi ausencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s