La irrealidad del Tiempo

¿Qué es, pues, el tiempo? Si nadie me lo pregunta, lo sé;
pero si quiero explicárselo al que me lo pregunta, no lo sé.”
—San Agustín

Existe un segmento entre dos puntos, tal que es un trayecto de ciertas cuadras sobre la extensión de una misteriosa calle de Buenos Aires. Ni bien se atraviesa el portal en la esquina de la avenida, uno se topa con un déjà vu. A partir de allí, hay que estar atento porque los pensamientos de la imaginación se pueden volver realidad. El tiempo no transcurre de manera lineal. Al seguir por el camino empedrado se debe cruzar un paso a nivel, e inmediatamente se llega a una calle cortada. El paisaje se despeja de edificios, la naturaleza, los árboles y sus hojas predominan en la imagen de la pintura. Las casas son antiguas con balcones shakespearianos. A lo lejos, no es necesario agudizar el oído, redoblan las campanas de una vieja Iglesia, para marcar un tiempo extraño, distinto del resto de la ciudad y las calles. Como diría Bradbury, es parte de la naturaleza del hombre comenzar con el romance y construir una realidad. Ese trayecto misterioso de la ciudad lo descubrí con Ella, después que recordara un sueño, mientras hablábamos acerca de la Nada, del tiempo y su irrealidad.

Kristiana-Coignard-Facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s