Las manos

Todo hace pensar que la comunicación mental, será por medio de un aparato que permita el volcado de la consciencia e intercambiar data con un otro en el plano virtual.

Pero, ¿y las manos?

Una caricia dice más que mil palabras; con ellas aprendemos palpando y pellizcando, levantando y sopesando. Con ellas tocamos y manipulamos el Cosmos.

AAEAAQAAAAAAAARMAAAAJDdlYTIzYTFiLTYwMDItNGU0OS04YjhiLTM2MmQ2MWFmZWQyNg

Al tomarnos de las manos,
nuestros pensamientos se fusionaron
y ya no importó que tuviésemos los ojos abiertos o cerrados.

Al separar las manos,
quedamos abandonados
a nuestros propios sentidos.

De no haber sabido
que podíamos volver a establecer el contacto,
la sensación hubiese sido insoportable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s