El poema prohibido

0ab031726a432d05090b0446f2fa640b

 

—Al final, Luci fue más astuto que Dios.

—¿A qué te referís?

—Estudió el código del hombre y a través de ingeniería inversa dedujo la forma para llegar a él.

—¿Y cómo hizo para llegar al hombre?

—A través de la mujer. Y a ella sólo tuvo que mentirle.

—En realidad no le mintió, la chamuyó, lo que se dice. El fruto tenía letra chica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s