Paranoia

“[…]I do not mean by the word ‘revolution’ immediate economic or social change: I mean a revolution in consciousness itself. All other forms of revolution, whether Communist, Capitalist or what you will, are merely reactionary. A revolution in the mind, which means the complete destruction of what has been, so that the mind is capable of seeing what is true without distortion, without illusion […] I think if one has gone into it very deeply, one can discover such a mind for oneself. A mind that has broken down, destroyed all the barriers, all the lies which society, religion, dogma, belief have imposed upon it, and gone beyond to discover what is true.” —J. Krishnamurti

 

Gracias por tomarte las molestias de venir hasta acá y traerme eso; después de tantos exámenes, realmente necesitaba desconectar por un rato. Aparte, toda esta situación nos tiene llenos de ira ¿Viste la represión? Nosotros con piedras, resorteras y fuegos artificiales ja, ja, ja… el lenguaje que se manejaba estos días en las redes sociales de nuestros grupos, era realmente sugerente, se quería quemar el capitolio —me recibió mi viejo amigo con su “novia”.

Tenemos que considerar armarnos gordito, no podemos pelear como cavernícolas.

Si gordita, tenés razón. Esta semana estuvimos, ella y yo con ganas reales de salir a matar, de tomar las calles, de acabar con los lúmpenes…

—¿Quiénes serían esos lúmpenes? —pregunté un tanto alterado.

Bueno, la lista es larga.

—¿Hay una lista o vos tenés una?

No, lo que quiero decir

—¿Alguno de los dos, estuvo en una situación siquiera remotamente cerca de matar a alguien?

No —contestaron al unísono.

—Yo sí, y no deseo volver a encontrarme en esa situación.

Bueno, hay que ver las circunstancias... —dijo ella.

—Defensa propia.

Hay Ideales más importantes que la defensa propia

—No hay Ideal que justifique tomar una vida, ni siquiera el de la defensa propia, por eso aunque estuve cerca nunca maté a nadie. Lo que ustedes quieren es una guerra, civil pero guerra al fin, y no parecen entender lo que es una guerra; si yo fuera ustedes, no confiaría en mí, sentado acá en su departamento en frente suyo, escuchando sus delirios de revolución roja, por comunista pero principalmente por violenta ¿Acaso se piensan que la guerra tiene reglas, que cuando salgan corriendo el enemigo no les va a disparar por la espalda? Más aun, ¿acaso se piensan que el resto del Pueblo va a apoyar su lucha? Tenemos que considerar armarnos”, dicen, si tienen ganas de matar, mátense entre ustedes. Les advierto, armas no consigo.

La auténtica explotación no tiene un carácter económico ni político; la auténtica explotación es la psicológica. Esa es la razón por la que todas las revoluciones han fracasado. ¿Cuál es esa razón? Que no han indagado en la explotación más profunda, la psicológica. Solo intentan cambiar lo superficial. Si una sociedad capitalista se vuelve comunista, no hay ninguna diferencia. Si una democracia se convierte en dictadura, o si una sociedad dictatorial se hace democrática, da igual: no existe ninguna diferencia. Son cambios superficiales, un blanqueado, pero en lo más profundo la estructura sigue siendo la misma.” —Osho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s