Andrógino

El término fue mencionado por primera vez en la obra poética de Platón (mal que le pese), El Banquete. En ella describe a un ser especial que reunía en su cuerpo los sexos masculino y femenino, con cuatro brazos y cuatro piernas.
Según narra el mito, estos seres intentaron invadir el Monte Olimpo, lugar donde vivían los dioses; y Zeus, al percatarse de esto, les lanzó un rayo, quedando divididos. Desde entonces, se dice que el hombre y la mujer andan por la vida buscando su otra mitad.
Aquella primera noche, me fui a dormir, y mientras una mano me cepillaba los dientes, las otras dos se cortaban las uñas una a la otra, al mismo tiempo que la cuarta y última me rascaba la cabeza y panza alternadamente. Nos habíamos encontrado, finalmente. Otra vez unidos, frente al espejo, dispuestos a conquistar la morada de los dioses.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s