Poesía agridulce

Una melodía me hizo pensar en los poemas agridulces:
aquellas estrofas cargadas de metonimias y metáforas,
aunque luego evidentes una vez asimiladas,
primero fueron sorprendentes
por extraordinarias o inesperadas;
instrumentos del filopoeta
para develar el inefable, por efímero, sentido de la Realidad;
que verso a verso (con o sin rima)
cantan una tragedia bellísima*;
porque parece haber algo más importante que la carne, <<alegre y jodona>>,
también están la tristeza y la melancolía.
Decir adiós es crecer”,
pero intentar salvar porciones del Pasado
Es amar.
¡Ja! Como si se pudiera olvidar olvidarse,
¿Qué sentido tendría amar aquello que no espera morir,
cómo amar cuando la eternidad es lo que se espera?


*es curioso que el corrector del editor de texto, con su característico subrayado rojo, me sugiriera la palabra crudelísima, como si bellísima estuviese mal escrita, o no pudiera ir junto a tragedia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s