Lilit

“Dice ese escritor, y lo dice en latín, que así como cada hombre tiene su alma, las mujeres todas no tienen sino una sola y misma alma, un alma colectiva, algo así como el entendimiento agente de Averroes, repartida entre todas ellas. Y añade que las diferencias que se observan en el modo de sentir, pensar y querer de cada mujer provienen no más que de las diferencias del cuerpo, debidas a raza, clima, alimentación, etc., y que por eso son tan insignificantes. Las mujeres, dice ese escritor, se parecen entre sí mucho más que los hombres y es porque todas son una sola y misma mujer…
—Niebla, Miguel de Unamuno

cuando le “hacía” el amor
pensaba en otras mujeres,
más bajas, más altas,
rubias, morochas, pelirojas,
con más y menos busto,
con ojos grandes,
con orgasmos más fuertes, o más íntimos y reservados;
me invadían, cambiaban
aleatoriamente, una por otra
haciéndome serle infiel;
pero después del orgasmo mi entendimiento se iluminaba,
y comprendía que ella era el resumen de todas y cada una,
ella era una y todas las mujeres,
todas las mujeres eran en ella.

 

***


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s