Filosofía empaquetada

 

Pero consumo de calidad,
Consumo filosofía
Veo en Netflix a Merlí,
Sigo a Darío Z en la redes sociales,
Voy a ver una obra de teatro sobre Nietzsche
y otros filósofos de moda,
que todos “leímos”,
Consumo revolución…” —me decís.

¿Cuánto cuesta tu revolución? te pregunto.
En mercadolibre los pañuelitos verdes se venden a $89
y las remeras del Che a $350.

Pero no dejás de consumir,
eso no te lo cuestionás,
lo aceptás como un axioma de la realidad
y si en vez de consumir, ¿creás? ¿pensás?

***


Un comentario

  1. Leo · junio 11, 2018

    Crear de cero es un poco más difícil. Pensar por uno al principio cuesta, por eso los incentivos vienen bien.
    Una vez que creamos y pensemos estaremos gustosos de que otros consuman el fruto de ello.
    Saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s