Viaje en tren

 

Un joven yace sentado en el piso del furgón,
Tiene a su lado una bolsa con flores y hojas.
Selecciona y tira los pétalos marchitos de rosas rojas,
Corta los tallos con su dientes
Y pone sobre un papel brillante tres en forma vertical, separadas apenas unas de otras.
Entre ellas, entonces coloca hojas de variados verdes.
Termina el arreglo, envolviendo todo y atando con un piolín que saca de su bolsillo.
«Tres por setenta o dos por cuarenta», dice «sos de san miguel, te hago precio».
Del fondo suena música popular fuerte.
Es viernes y lo saben,
Pasa la cerveza y el fernet de mano en mano, así como los cigarros.
Un ritmo paradójico asalta el tren al son de “no puedo ser amigo de mi rival”.
Todos gritan, cantan y hasta bailan.
Los que no participan al menos lo hacen con una sonrisa.
Miro los ramos terminados y me pregunto por las personas que compran y regalan rosas, y me pregunto por los que las reciben,
Pienso en las que te regalé,
De virutas de madera, “Inmortales”,
porque no te gustaba ver la muerte.
Me acuerdo de los jazmines con los que aromatice nuestra primera noche de connivencia en tu casa.
Bajo en la última estación,
Estoy solo y ya no queda nadie.

 

***


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s