scio me nescire

 

Amigo, perdón la hora, pero sabrás entender. Estoy muy drogado en este momento. Tengo que registrar esto. Estoy despierto desde las 7 de la mañana, es decir, hace 21 horas, según el reloj marca ahora las 4. El tiempo es relativo, eso ya lo sabés: mil noches caben en una noche.

Mi nihilismo es más fuerte que nunca. Pero por la ley de esfuerzo invertido, también amo la vida más que nunca. He tomado el martillo y picado el pilar de la existencia. Hasta quiero agradecer por existir. Pero no sé a quién, si a mi madre, al Cosmos, a Dios. Por lo pronto, solo puedo agradecerte por tu amistad. Por escuchar (leer) mis delirios. Nunca superé el solipsismo, por lo que no sé si existís en realidad o sos solo una invención de mi mente. De hecho, no puedo asegurar si “yo” existo. De cualquier manera, qué bueno que pueda escribir la palabra “existimos” aunque no signifique nada.

No temo a la muerte, de hecho la busco y la anhelo como un hombre perdido en el desierto anhela el agua, la compañía, y la locura. Porque la locura es una forma de conocer la Verdad, tal vez incluso, es El Camino.

La soledad me llama. El Demonio me tienta para tener sexo, para vivir, para perpetuarme eternamente en mi progenie. Pero no me interesa. Sé que somos un oximoron, una eternidad efímera. Y si Nietzsche tenía razón, volveré, volveremos, todo volverá a ser. Y si no tiene razón, no me preocupa porque ya fuimos, porque somos. El Presente es esto que escribo, esto que lees, aquello que olvidas, aquello que recuerdas. Quisiera regalar presente, eso es para mi amar. En el Presente está el sentido de la vida. El pasado es una ilusión muy convincente, solo eso; y el futuro, el futuro es como la Esperanza en la caja de Pandora: un mal más.

No creas que la Verdad es incognoscible, porque estoy seguro que como yo, la viste, en algún estado alterado de la consciencia. Seguramente cuando la entendiste se te escapó, de lo contrario estaríamos muertos; sino qué sentido tiene una vida de la cual sabemos y tenemos plena consciencia de su propósito, origen y destino. Vivir es saber que no sabemos nada.

 

***


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s