La luna no puede robarse*

*Inspirado en un cuento Zen

 

There walks a lady we all know
Who shines white light and wants to show
Led Zeppelin

 

Vivía yo del modo más sencillo, en una pequeña casa sin terminar siquiera. Cierto día, una ladrona visitó mi casa sólo para descubrir que en ella no había nada que robar.

La sorprendí: «Probablemente has hecho un largo camino para venir a visitarme», dije a la ladrona, «y no deberías regresar con las manos vacías. Te ruego te lleves mi corazón como presente».
La ladrona se quedó perpleja. Cogió el corazón y se escabulló.

Me senté entonces, a observar la luna. «Pobre mujer, ojalá hubiera podido darle esta hermosa luna».

Ph.: Andrew McCarthy

 

***


 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s