Aunque nos tapemos la boca, la risa se refracta en los ojos

“La risa es una crisálida del alma humana”
Dostoievski

Cada uno tiene su propia risa,
pero cuando dos o más personas
comparten tiempo juntos y forman prójimo
¿adopta uno la risa del otro
o se crea una nueva risa cómplice
en el eco de su intimidad?
¿Qué pasa si dejamos de relacionarnos,
quién se queda con la risa nueva?
¿Vuelve cada uno a su risa antigua?
¿Se puede seguir riendo como aquel que no está?

WhatsApp Image 2020-05-07 at 17.01.47

P.h.: Neo


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s