Musa involuntaria

“En francés existe una frase que dice,
la musa “amuse” (divierte) al dolor”

Te hablo todos los días,
arrojo monólogos al universo desde el patio de mi casa
mirando a las estrellas que parecen moverse
por el efecto de nubes pasajeras.
Elijo cada palabra con cuidado
para hacer vibrar el aire de tal forma que,
un átomo mueva al siguiente
y así en una cadena improbable de sucesiones
llegar a estremecer tu tímpanos,
tal vez hasta parar tus pezones,
o provocarte un escalofrío
si es que algún recuerdo aliado a mi plegaria, justo asalta tu mente
al mismo tiempo que mi átomo aventurero
llega hasta tu pelo.
Me siento frente a la computadora
y te escribo una y otra vez
también eligiendo con cuidado cada palabra
buscando la combinación de 0 y 1 correcta
para que algún algoritmo escondido
en lo más incierto y absurdo del internet,
te sugiera mi poesía obsesiva.
Vuelvo a experimentar este sentimiento
tan conflictivo de no saber qué más hacer contigo,
repito la fórmula, de convertir plomo en oro,
hacer de mi emoción un poema
inspirado en tu indiferencia.
Te convertí en musa, aunque no lo sepas
pero me surge la duda de cuán involuntario es de tu parte
si sabías que pasaría si te ibas,
si te lo advertí,
me parece que es lo que querías.

Los poemas siempre encuentran
a sus lectoras y lectores.

*93, 93/93*


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s