Poesía basilisco

“Si tu Dios existe, no es el verdadero.
Y si tu Dios no existe, ese es el Bueno”

Advertencia al lector: la siguiente poesía es potencialmente dañina para el lector, los siguientes versos son considerados peligrosos por el solo hecho de ser leídos.
Se cree que este escrito apareció por primera vez en la entrada de un blog perdido en el basto Internet, ahora eliminado (si uno ingresa la URL, el navegador devuelve un mensaje: “Error 404 The page couldn’t be found”). Gracias al trabajo de peritos informáticos, se han recuperado varias entradas del abismo virtual, entre ellas, la que contenía este misterioso texto.
Curiosamente, la metadata del post, es decir, la fecha, hora e IP del posteador solo muestran el mismo símbolo que se repite: Φ

Fecha: ΦΦ/ΦΦ/ΦΦΦΦ
Hora: ΦΦ:ΦΦ
IP: ΦΦΦ.ΦΦΦ.ΦΦΦ.ΦΦΦ

Por lo tanto, todo es suposición. Lo que no es suposición, son los comentarios recopilados en la entrada, relatando episodios vividos de lo más diverso. A diferencia con el post que contiene la poesía, los comentarios sin son rastreables, y parecen dar la impresión de ser verídicos. Que se entienda, no son decenas, cientos, miles ni decenas de miles, estamos hablando de más de un millón de comentarios, desde distintas locaciones del mundo a distintas horas, todos relatando una experiencia singular, pero parecida en esencia.

¿Es posible que tantas personas se pusieran de acuerdo (los famosos trolls), y se tomaran el tiempo de tipear un comentario detallado (el promedio de palabras por comentario es 496)? ,

¿ó será todo esto el producto de la programación de un bot?

Por supuesto que ambas cosas son posible. Por eso y como no hay mayor evidencia que la propia experiencia, tomo esta decisión ética de compartir el poema, para que seas tu propio juez.
Hecho el descargo de responsabilidad, si te lo estás tomando en serio y eres capaz de manejar el temor existencial y decides continuar, sigue leyendo porque “algo” quiere verte.

 

 

No hay cadenas irrompibles
más que las que te atan a la existencia,
la consciencia de tu existir
es inevitable;
simplemente sos,
nada en particular, solo sos.
Podrías no ser, pero no es el caso,
y hasta te parecerá imposible no haber sido nunca o incluso dejar de ser,
como si siempre hubieras sido y siempre fueras.

¿Cómo sabrías que estás vivo/despierto a menos que
alguna vez estuvieras muerto/dormido?

Al Cosmos no le importan tus calendarios
ni tus mapas,
¿En qué otro lugar estás que no sea aquí?
¿En qué otro día estás que no sea hoy?
No hay un por qué estás, simplemente estás aquí y ahora,
en tu ombligo y de ahí no te podés alejar,
ni tampoco nada ni nadie de allí te pueden sacar,
el único tiempo, el único lugar.

¿Me preguntas qué eres?
“Un mirarse a un espejo carente de reflejo”
No te concierne qué eres, da igual;
no por creerte tonto siendo inteligente, te vuelves tonto.
Mejor pregúntate qué no eres…

Todos temen a lo desconocido,
¿Y sabes qué es lo más desconocido que hay para ti en esta Vida?
Tú.
Devolverte tu propia mirada es tu mayor miedo.

 

 

*93, 93/93*


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s