Cadena de favores 3.0

Exploradores del Internet

 

Un amigo recomendó a otro, un canal de música de YouTbe
después de hacerle escuchar un track;
este lo volvió a escuchar y buscó más,
se encontró entonces con un tesoro de la aleatoriedad
que produce un algoritmo.
Scrolleando por los comentarios, en búsqueda de más, leyó:
Este track lo tiró I HATE MODELS al final de un set para un podcast”.
Siguió bajando en la cadena de comentarios,
pues ahora quería escuchar un set capaz de contener,
más bien, de cerrar con un track así.
Y lo encontró, en la respuesta a la pregunta que hubiera hecho él
si alguien antes no se le hubiese adelantado,
The Forgotten”.
Hacia allí fue, de hipervínculo en hipervínculo,
navegando a 20MB.
Empezó a escuchar el set ,
mientras nuevamente se desplazaba por la sección de comentarios;
hasta que uno llamó su atención:
Aquel que supiera el nombre del tema con que cierra este set, haría mi día!
¡Él lo sabía! Venía de allí, precisamente por ese track.
Había pasado un año,
sin embargo, nadie le había respondido.
Así que clickeó en responder y le dejó un comentario:
“¡Que tengas un gran día! 😉 

***