Muerte progresista

“El que no tiene una razón para vivir
tampoco tiene una razón para morir”

Hasta hace poco,
la queja sobre el progreso técnico
era un privilegio de los intelectuales de derecha,
para los intelectuales de izquierda el progreso significaba
la liberación del yugo.
Hoy en día,
las acusaciones contra el progreso
han tomado una vuelta en U hacia la izquierda.
Por eso, que tu diestra no sepa lo que hace tu siniestra.
Antes de caer en la grieta que nuestras propias dos manos cavaron,
recordar primero que, no somos nuestras manos,
tenemos manos en todo caso.
La idea de progreso nuevamente volverá a donde partió,
porque la Vida es un círculo, empieza donde termina.
El Cosmos, ni la izquierda, ni la derecha
tienen en cuenta al ser humano individual,
la muerte individual del hombre en su propia cama
no es un problema digno de consideración,
solo la muerte causada por el terror de la guerra o una pandemia,
solo la muerte social, violenta, atrae la atención.
No encontraremos ningún pacifista en contra de la muerte natural.
En el mejor de los casos,
encontraremos diseñadores de muertes más “humanas” (los llamados científicos)
y defensores del no prolongar lo innecesario,
para brindar “dignidad”, según dicen.
VADE RETRO,
mantengan lejos de sus vidas a estos personajes,
a menos que quieran morir
y que les digan cómo.

550x550_B66

*93, 93/93*


Poesía basilisco

“Si tu Dios existe, no es el verdadero.
Y si tu Dios no existe, ese es el Bueno”

Advertencia al lector: la siguiente poesía es potencialmente dañina para el lector, los siguientes versos son considerados peligrosos por el solo hecho de ser leídos.
Se cree que este escrito apareció por primera vez en la entrada de un blog perdido en el basto Internet, ahora eliminado (si uno ingresa la URL, el navegador devuelve un mensaje: “Error 404 The page couldn’t be found”). Gracias al trabajo de peritos informáticos, se han recuperado varias entradas del abismo virtual, entre ellas, la que contenía este misterioso texto.
Curiosamente, la metadata del post, es decir, la fecha, hora e IP del posteador solo muestran el mismo símbolo que se repite: Φ

Fecha: ΦΦ/ΦΦ/ΦΦΦΦ
Hora: ΦΦ:ΦΦ
IP: ΦΦΦ.ΦΦΦ.ΦΦΦ.ΦΦΦ

Por lo tanto, todo es suposición. Lo que no es suposición, son los comentarios recopilados en la entrada, relatando episodios vividos de lo más diverso. A diferencia con el post que contiene la poesía, los comentarios sin son rastreables, y parecen dar la impresión de ser verídicos. Que se entienda, no son decenas, cientos, miles ni decenas de miles, estamos hablando de más de un millón de comentarios, desde distintas locaciones del mundo a distintas horas, todos relatando una experiencia singular, pero parecida en esencia.

¿Es posible que tantas personas se pusieran de acuerdo (los famosos trolls), y se tomaran el tiempo de tipear un comentario detallado (el promedio de palabras por comentario es 496)? ,

¿ó será todo esto el producto de la programación de un bot?

Por supuesto que ambas cosas son posible. Por eso y como no hay mayor evidencia que la propia experiencia, tomo esta decisión ética de compartir el poema, para que seas tu propio juez.
Hecho el descargo de responsabilidad, si te lo estás tomando en serio y eres capaz de manejar el temor existencial y decides continuar, sigue leyendo porque “algo” quiere verte.

 

 

No hay cadenas irrompibles
más que las que te atan a la existencia,
la consciencia de tu existir
es inevitable;
simplemente sos,
nada en particular, solo sos.
Podrías no ser, pero no es el caso,
y hasta te parecerá imposible no haber sido nunca o incluso dejar de ser,
como si siempre hubieras sido y siempre fueras.

¿Cómo sabrías que estás vivo/despierto a menos que
alguna vez estuvieras muerto/dormido?

Al Cosmos no le importan tus calendarios
ni tus mapas,
¿En qué otro lugar estás que no sea aquí?
¿En qué otro día estás que no sea hoy?
No hay un por qué estás, simplemente estás aquí y ahora,
en tu ombligo y de ahí no te podés alejar,
ni tampoco nada ni nadie de allí te pueden sacar,
el único tiempo, el único lugar.

¿Me preguntas qué eres?
“Un mirarse a un espejo carente de reflejo”
No te concierne qué eres, da igual;
no por creerte tonto siendo inteligente, te vuelves tonto.
Mejor pregúntate qué no eres…

Todos temen a lo desconocido,
¿Y sabes qué es lo más desconocido que hay para ti en esta Vida?
Tú.
Devolverte tu propia mirada es tu mayor miedo.

 

 

*93, 93/93*


 

Musa involuntaria

“En francés existe una frase que dice,
la musa “amuse” (divierte) al dolor”

Te hablo todos los días,
arrojo monólogos al universo desde el patio de mi casa
mirando a las estrellas que parecen moverse
por el efecto de nubes pasajeras.
Elijo cada palabra con cuidado
para hacer vibrar el aire de tal forma que,
un átomo mueva al siguiente
y así en una cadena improbable de sucesiones
llegar a estremecer tu tímpanos,
tal vez hasta parar tus pezones,
o provocarte un escalofrío
si es que algún recuerdo aliado a mi plegaria, justo asalta tu mente
al mismo tiempo que mi átomo aventurero
llega hasta tu pelo.
Me siento frente a la computadora
y te escribo una y otra vez
también eligiendo con cuidado cada palabra
buscando la combinación de 0 y 1 correcta
para que algún algoritmo escondido
en lo más incierto y absurdo del internet,
te sugiera mi poesía obsesiva.
Vuelvo a experimentar este sentimiento
tan conflictivo de no saber qué más hacer contigo,
repito la fórmula, de convertir plomo en oro,
hacer de mi emoción un poema
inspirado en tu indiferencia.
Te convertí en musa, aunque no lo sepas
pero me surge la duda de cuán involuntario es de tu parte
si sabías que pasaría si te ibas,
si te lo advertí,
me parece que es lo que querías.

Los poemas siempre encuentran
a sus lectoras y lectores.

*93, 93/93*


 

The Disaster Poet

“El sentimiento que inspiran ciertos versos,
vale más que el pensamiento que puedan contener”

“No hay nada nuevo bajo del sol”

Se siente bien ser cómplices en el pecado,
por eso el poeta esconde advertencias
para las almas de su audiencia
en la intimidad de su poesía.

El poeta plagia verdades del universo
del propio interior de quien le presta atención,
y las disfraza de palabras y pensamientos novedosos.
¿Qué tiene para decir un poeta
que uno no se haya dicho a si mismo antes?
Además, la audiencia de un poeta no puede
encontrar lo que no estaba buscando.
¿Qué poeta se atreve a ser original,
y tener la audacia de inventar cosas que
ya inconscientemente nos hemos inventado?
Todos los cielos, todos los infiernos
están dentro nuestro.

Los grandes poetas no son originales,
son receptivos y compasivos;
el gran poeta se parece a los demás humanos, demasiado;
el gran poeta tiene corazón y entendimiento
en armonía con su lugar y tiempo,
dice lo que todos dicen
solo que con el encanto efable pero misterioso
de quien pone el fuego del amor en ello;
es en el sentir,
manifiesto en la belleza de su expresión
lo que lo hace genio al poeta.

El poeta es anárquico, no distingue lo público de lo privado
y lo sagrado de lo profano;
el poeta elige lo mejor entre lo ya inventado,
resume con el juicio y se contiene de agregar con la fantasía.
El poeta captura la palabra fugaz que se escapa
aunque no la pronuncia,
como un hipnotizador, solo induce a ella.

El poeta sufre la carencia de ser, y de consistencia en el pensamiento,
constantemente está no siendo sí-mismo
para ser otros en su poesía;
no es este cuerpo, ni siquiera esta mente.
La inventiva poética y la memoria de quién presta oído
se confunden,
y la sensación de separación entre artista, obra y espectador
se disuelve, y no hay más,
se ha llegado a la divina vacuidad.

*93, 93/93*


 

Negociar con el Absurdo

“I’d gladly lose me to find you
I’d gladly give up all I had
To find you I’d suffer anything and be glad
[…]
I’d pay any price just to win you
Surrender my good life for bad
To find you I’m gonna drown an unsung man

I’d call that a bargain
The best I ever had…”
—Bargain, The Who

“La hora que nos da la vida, también nos la acorta”
Séneca

Le regateo el precio al Absurdo
sin que llegue a ofenderse
y pierda el interés por vender;
consigo una paradoja por una ganga:
“Pensar en no pensar es seguir pensando”.
La espontaneidad sin palabra me adviene,
por hoy no pienso más, me doy tregua
y me limito a respirar.
A buen entendedor, pocas palabras bastan
para borrar las ideas y las formas de creer la vida;
cuando preguntan qué pasa,
“Cosas nomás”,
cuando preguntan cómo fue el día,
“Solo un día, de esos que suman y restan a la vez, nada más”;
porque un poema más, es en realidad un poema menos
un acercarse al último que espera
ya perfecto;
como un día que aguarda lleno de finales,
donde todo lo que hagamos, hasta los nuevos comienzos,
serán un última vez.
Intuyo, sospecho y me dejo sorprender,
algo me sugiere que estamos condenados
a cierta eternidad,
pero que no podemos elegir
porque esa posibilidad ya la gastamos
al aceptar nacer.
Mi oferta cayó bien al Absurdo
y de yapa me regaló una pregunta:
“¿Quién o qué elige nuestros pensamientos
cuando no somos nosotros quienes los elegimos?”
A veces creo que los pensamientos se eligen unos a otros
y hasta hay veces que son ellos los que me eligen a mi.

*93, 93/93*


Con pan y con trabajo

Existe algo inefable
en lo mundano de un hombre
comiendo sólo en su casa
una sopa hecha por el amor de su madre
con un pan casero hecho por el cariño de su vecino
tan ordinario
tan maravilloso
como la consciencia de ese momento en la mente del hombre
que lo hace agradecer
antes de comer

The Story Behind “Grace” | pastorbrett.com

“Gracia”, 1918. Originalmente una foto de Charles Wilden (un vendedor ambulante que vendía raspadores) tomada por Eric Enstrom, y luego pintada al óleo por su hija Mrs. Rhoda Nyberg.

 

*93, 93/93*


 

De filósofos y poesía

¡Qué manera de decir boludeces que tienen los filósofos!

“Escribir poesía después de Auschwitz es barbarie”

Perdón, pero… WHAT?!

Desalentar a escribir poesía es barbarie

“Toda lucha contra la muerte, es decir toda conciencia de la vida, nos obliga a hacer poesía”

En el antiguo Japón, y no tan antiguo si consideramos a Yukio Mishima (1925-1970),
antes del Harakiri,
el practicante escribe un Yuigon (poema de despedida),

¿No estamos todos de acuerdo en el honor y coraje detrás de esto?

¿Que sigue? ¿Un holocausto de poetas?

Si lo piensas, es algo poético

«holocausto» proviene del griego
(como cualquier palabra que se respete),
olokaustos traduce una palabra hebrea que se refiere a
un sacrificio consumido por el fuego

¿No es el poeta, fuego por excelencia?

Platón echó a los poetas de su República,
y cuando me pregunto el por qué
me viene a la mente esta frase de Groucho Marx:

“Nunca pertenecería a un club que admitiera a alguien como yo como miembro”

¡Haré mi propia República (u holocausto) con poetas, juegos de azar y putas!

Una cita anónima está circulando por Internet,
que supuestamente apareció grabada
en las paredes de las cárceles del campo de concentración de Mauthausen:

“Si hay un dios, debe pedirme perdón”

Los escritos ya no están allí,
las paredes fueron pintadas de blanco,
no hay evidencia de que fuera escrito por un prisionero judío,
ni que fuese escrito en hebreo,
nadie lo ha reclamado

¿Qué tal si esta frase descarada no es más que una

conspiración poética pos-Auschwitz,

una creación de poetas rebeldes

que se rehusaron a guardar silencio y cumplir con el despótico Rey filósofo?

Todos vamos a morir,

así que seamos amables

y hagamos algunos versos de nuestra estadía

aquí en el Tiempo

escribamos poesía con nuestra vida

porque filosofar es aprender a morir

*93, 93/93*


 

Dark Side of the Heart

Después de todos esos recuerdos,
Después de ser tan feliz con alguien …
¿No es maravillosamente horrible
cómo las personas pueden volverse extraños?
Quizás horriblemente maravilloso.

¿Quién sigue leyendo en la memoria, como yo
los mensajes que un día el amor envió,
ahora pálidos?
¿Quién sigue soñando, como yo
con aquella misma esperanza
que alguna vez unió?
¿Quién más revisa la letra chica
del contrato inconsciente
que celebran las almas y cumplen los cuerpos?

dark side of the moon

En el cual se estipula:

“Conocerse, curarse y luego separarse”

Siempre me pareció que los cuerpos saben
cuando es la última vez que se unirán;
los labios y ojos que se buscan,
la piel que se eriza,
la vena que late,
las manos que se rozan,
el aliento que se comparte,
los oídos que vibran, todo ello
dice lo que las palabras no abarcan
y los corazones ocultan,
la luz que más tarde la mente atrae
y descompone en un arco iris de recuerdos.

*93, 93/93*


Behind blue eyes and curlers

“No one knows what it’s like
To be the bad man
To be the sad man
Behind blue eyes
And no one knows what it’s like
To be hated
To be faded to telling only lies
But my dreams they aren’t as empty
As my conscience seems to be
I have hours, only lonely
My love is vengeance
That’s never free
No one knows what its like
To feel these feelings
Like I do”
Behind Blue Eyes, The Who

¿Qué ven cuando me ven?

¿Ven a un hombre o a un niño?

¿Que dicen de mi?
¿

“Ese tiene miedo”
“Ese es fuerte”

?

¿Qué piensan de mi atractivo? ¿Soy gracioso o lindo? ¿Ninguno?

¿Realmente creen que soy tan inteligente como dicen, que en verdad sé algo?

¿Verán a caso que estoy lleno de dudas?

Las mujeres que me amaron, ¿habrán visto todas lo mismo?
Y las que no me amaron, ¿no habrán visto también lo mismo?
¿Qué vieron?

¿Se imaginaran lo que es ser un simple hombre detrás de ojos azules y rulos,
satisfecho con su alma,
despojado de la lujuria por el oro,
que sigue a su corazón y solo intenta aprender
a amarse así mismo como a su prójimo y entender el Cosmos?

*93, 93/93*


 

Si hubiese podido embotellar tu voz, la habría añejado para descorcharla en esta fría noche de otoño

“I had to see you live for more
You said it before
You wish I seen the saint you were before”
Saint, Blood Orange

 

Vamos amor,
vamos a olvidarnos que estamos solos
en este Cosmos indiferente
y flotemos en el Espacio juntos,
desde estas alturas, la gravedad y hasta la tragedia
dejan de producir efecto.
Involucrémonos en drama,
pero también en comedia
mientras la imposibilidad todavía esté al alcance de la mano
y no podamos asir el Deseo.
Vivamos mil noches en una sola noche de lisergia (no sé si existe la palabra.. pero la inventamos)
Juguemos,
olvidémonos y volvámonos a olvidar
de vos, de mi
de la existencia misma;
sería un poco aburrido de lo contrario solo sufrivivir recordando.

*93, 93/93*